Oficina en casa: que hay que tener en cuenta para montarla

Oficina en casa: que hay que tener en cuenta para montarla.

Oficina en casa

Oficina en casa: que hay que tener en cuenta para montarla.

Si hace unos años nos cuentan que el trabajo desde casa sería la tónica general de la mayoría de trabajadores, sería algo que jamás hubiéramos imaginado.

El mundo del teletrabajo había sido un gran desconocido en el terreno laboral.

Un mundo desconocido para miles de trabajadores que no hubieran pensado poder realizar todas las tareas que conlleva el trabajo desde casa.

En el último año, se ha pasado de realizar el teletrabajo en una media del 5% de trabajadores a superar el 35% de empresas que han optado por este modo de trabajo.

Se trata de una alternativa perfecta para las empresas que han visto que su productividad no ha menguado, sino que se ha mantenido y en algunos casos ha mejorado.

Para poder desempeñar el trabajo de la mejor manera posible lo ideal es contar con un espacio perfecto en casa, un espacio que te haga sentir como que estas en la oficina. Porque lo esencial es tener un sitio apropiado y adecuado.

En este post os vamos a contar algunos consejos que tenéis que tener en cuenta a la hora de montar la oficina en casa y de llevar a cabo un teletrabajo productivo y cómodo.

Con ofisillas.es encontrarás las mejores soluciones para que tu trabajo sea perfecto. 

Los mejores consejos para tener una buena oficina en casa.

Lo ideal para tener una buena oficina en casa es optar por seguir unos simples consejos que harán que te encuentres de lo más cómodo. Toma nota.

1. Lo primero de todo es buscar un lugar concreto de la vivienda para poder trabajar en casa sin problema.

Un lugar que se convierta en lugar fijo para poder colocar una buena mesa de oficina, una silla de oficina cómoda, ya que pasarás muchas delante del ordenador y si tienes niños en casa, es buena idea optar por unas sillas de oficina, las llamadas sillas de confidente para que tus hijos se acostumbre a trabajar en ese lugar y lo tengan considerado como un lugar de trabajo. 

2. Hay que tener en cuenta, también, la luminosidad de la estancia en la que se debe montar la oficina en casa.

Una habitación con luz natural es lo ideal para poder trabajar de manera más cómoda sin perjudicar a la vista.

3. Buscar colores neutros para crear una armonía en la oficina para trabajar en casa es fundamental.

Colores que transmitan paz, que relajen y permitan hacer el trabajo sin estrés.

Colores que inciten a la concentración, como los tonos claros (blanco, beig, vainilla, tonos pastel…).

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta para crear una buena estancia es contar con aromas buenos que hagan más agradable aún el trabajo en esa zona. 

4. Comprar muebles y sillas de oficina cómodos. Una mesa que cumpla con las medidas que establece la legislación.

Un buen espacio para el ordenador y espacio de trabajo para escribir, recibir llamadas… con una buena altura para tener una posición del cuerpo lo más correcta posible.

Aunque sin duda, la gran joya de la corona en lo que a una oficina en casa, o en el lugar de trabajo que sea, se refiere es la silla de oficina.

Mantener la espalda en buena posición, poder apoyar los brazos, que las piernas estén a la altura correcta… todo ello hará que el cuerpo no sufra y surjan los temibles dolores de espalda. Para ello una silla ergonómica y regulable es la clave. 

5. A la hora de trabajar en casa lo ideal es tener un orden en el lugar destinado a tal fin.

Mantener el orden y las buenas condiciones de trabajo hará que fluya de manera más natural la concentración y la creatividad.

Es bueno tomar el tiempo que sea necesario para acondicionar el espacio de trabajo de manera que te ayude a mejorar la concentración.

Además, es necesario ayudarse con elementos que permitan el almacenaje y la clasificación del material necesario para las tareas diarias.

De esta manera, podrás tener una armonía y conseguir un estilo muy personalizado en la decoración y los diferentes enseres de tu teletrabajo

6. Si nos metemos en el terreno meramente funcional en cuanto al trabajo en sí, hay que tener en cuenta que es bueno incorporar las mejores herramientas tecnológicas que faciliten las relaciones interpersonales.

Estar en contacto con otros compañeros de trabajo es fundamental, mantener reuniones, chats, videollamadas… todo ello favorecerá que el ambiente de trabajo sea agradable y propicio para hacer desde casa. 

En definitiva, trasladar el trabajo a casa tiene sus ventajas y sus inconvenientes, aunque cada vez nos es más fácil poder tener un espacio acondicionado para ello.

Comprando muebles de oficina y adecuándolos a la estancia de la casa, en cuestión, podremos sacar más partido a nuestro trabajo.

Comentarios cerrados