sábado, 2 marzo, 2024
InicioNoticias¿Qué es una cocina solar y cómo funciona?

¿Qué es una cocina solar y cómo funciona?

Autoconsumo, energía solar, desconexión eléctrica, pobreza energética, etc. Probablemente todos estos términos o conceptos os suenen de algo, ¿verdad? Y es que, dada la crisis del actual modelo energético y la situación social y económica la búsqueda de alternativas que alivien el peso de nuestros bolsillos es una cuestión primordial para muchas familias. Algo que se acrecenta por culpa del elevado precio de una factura de la luz que no para de subir. En esta ocasión os venimos a hablar de una gran opción para ahorrar en la cocina: la cocina solar. Adentrándonos, por el camino, en su concepto y funcionamiento.

¿Qué es la cocina solar?

El sol es considerado como una de las fuentes de energía más destacadas de nuestro planeta. Y no hablamos solo de su canalización. No en vano, los rayos del astro rey favorecen nuestro estado físico y anímico, ayudan a las diferentes especies a conseguir los nutrientes necesarios y posibilitan la fotosíntesis de las plantas. Por mencionar sólo algunas de sus infinitas virtudes. No obstante, ¿os habéis planteado usarlo para cocinar? Sí, habéis leído bien. La cocina solar se ha erigido como un producto cada vez más demandado en la actualidad. Y la razón es bien sencilla. Hablamos de un aparato que nos permite comenzar a cocinar con ayuda del sol.

Múltiples ventajas

  • No contamina el medio ambiente.
  • Plegable, de poco peso y sencillo transporte.
  • Montaje en tan solo un minuto.
  • Fácil de limpiar.
  • Cocción sin vigilancia.
  • Sólo necesita orientarse al sol.
  • La baja conducción de calor de sus materiales evitan el riesgo de quemaduras.
  • Al cocinar a baja temperatura preserva los nutrientes de los alimentos.
  • Mucho más barata que los sistemas tradicionales.

Funcionamiento de la cocina solar

El funcionamiento de las cocinas solares resulta bien sencillo y fácil de explicar. Existiendo en la actualidad, principalmente, 2 tipos que se difieren en la forma en la que canalizan y captan los rayos solares. El primero, hace incidir dichos rayos en un punto concreto mediante una suerte de reflector con forma de parábola. El segundo, consiste en un recipiente aislado térmicamente (normalmente negro) sobre el que, gracias a unas placas receptoras colocadas de forma estratégica, incide la radiación solar. Os suena a efecto invernadero, ¿verdad? Normal. Conducción, reflexión, convección, radiación, características de la superficie sobre la que inciden los rayos solares, etc. Este tipo de dispositivos basan su funcionamiento en algo tan sencillo como la propia física.

Eso sí, una vez explicado su funcionamiento, conviene tener en cuenta que la cocina solar debe orientarse al sol, es más lenta, requiere temperaturas exteriores de entre 20 y 25 grados y alcanza una temperatura máxima de 150 grados. Estando recomendada para descongelar, calentar alimentos y para cocinar platos sencillos y de fácil elaboración. Es decir, nunca se van a convertir en un sustitutivo de las cocinas tradicionales, si no más bien en un complemento perfecto con el que ahorrar considerablemente en la factura de la luz mientras somos respetuosos con el medio ambiente y aprovechamos la energía limpia y renovable que nos ofrece el sol.

Jose Julian Lugo
Jose Julian Lugohttps://ideasdi.com/
Apasionado por el diseño, editor de contenido en ideasdi.com.

Related Articles

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -

Ultimos Articulos