¿Qué son los apliques de pared y para qué sirven?

¿Qué son los apliques de pared y para qué sirven?

apliques de pared

Un aplique de pared es el complemento perfecto para cualquier habitación o sala, una excelente manera de hacer que un espacio se vea más atractivo y completo. Además, los apliques son  un componente clave de cualquier esquema de iluminación en capas. 

Cuando se habla de apliques de pared, la primera idea que suele aparecer en la cabeza de muchas personas es la de un aplique ornamental que proporciona poca iluminación útil solamente para crear ambiente o no dejar una estancia completamente a oscuras. Si bien esto es cierto en muchas ocasiones, las luces de pared también cumplen muchas otras funciones. Pro ejemplo sirven para la lectura, para ofrecer iluminación adecuada para ciertas tareas y también son un elemento de seguridad en general.  Además, pueden contribuir a la decoración de manera independiente. 

Decorar con apliques de pared es una excelente manera de agregar un aspecto íntimo o acogedor a una habitación. Tienden a proporcionar un aspecto más suave en comparación con la iluminación del techo y agregan interesantes grupos de luz, así como sombras que crean interés  e incluso pueden mejorar el estado de ánimo.

Los apliques de pared han sido durante mucho tiempo una forma tradicional de iluminación para el hogar. Hoy en día están disponibles en estilos tradicionales y elegantes y modernos.

Apliques de pared para todos los gustos

Las lámparas de pared  vienen en una amplia gama de estilos y sirven para muchos propósitos. Pueden proporcionar la iluminación necesaria para la seguridad, acentuar las características arquitectónicas y las obras de arte, agregar iluminación al área de trabajo o servir como decoración por sí mismos.

 A la hora de decorar, los apliques de pared son accesorios muy versátiles que pueden funcionar bien en casi cualquier habitación de la casa. En el pasillo, escalera, baño, en la pared del dormitorio, sobre la mesita de noche, en el comedor, en la sala de estar, en la entrada, flanqueando una chimenea o en el sótano, en cualquier sitio puede colocarse un aplique de pared para crear ambiente o iluminar una zona concreta. 

Apliques como luz de lectura

Los apliques de pared son una excelente alternativa como luz de lectura, tanto en el dormitorio como en otras zonas como, por ejemplo, el salón, junto al sofá o el sillón que se utilice para leer. 

En estos casos es recomendable que tengan un brazo oscilante para poder orientar la luz al gusto de cada uno. 

Esta variedad de luz de lectura montada en la pared ofrece la mayor flexibilidad para mover y ajustar la luz perfectamente para leer. Un aplique de pared con una pantalla de tela difundirá la luz y brindará un brillo cálido y agradable en el dormitorio. Una lámpara de pared de lectura con cuello de cisne flexible tiene un aspecto más utilitario y, por lo general, tiene un haz más estrecho y enfocado para apuntar con precisión. Esto es bueno cuando quieres leer por la noche sin molestar a tu pareja.

Apliques para iluminar obras de arte

Hay varias opciones para iluminar obras de arte o fotografías enmarcadas colocadas en la pared. El tamaño y el estilo dependerán del tamaño de la obra que se quiera iluminar, así como del estilo propio de la decoración de la estancia. En cualquier caso, hay que tener presente que un aplique demasiado llamativo puede restarle protagonismo a la obra que se quiere iluminar, lo cual no deja de resultar irónico, puesto que su función es, precisamente, destacar dicha obra. 

También hay que tener cuidado con la intensidad y el tipo de luz, y colocar el aplique de tal manera que no dañe la obra.

Apliques de pared para el baño

Los apliques de pared para el baño pueden tener varias funciones. Por ejemplo, se pueden usar para agregar iluminación  a un área con un espejo, para verse mejor, o también para crear un ambiente relajante para darse un baño reparador.

También puede usarse un aplique de baño para tener una luz menos intensa, por ejemplo, por la noche, para evitar desvelarse. 

Apliques decorativos: decorar con luz

Los apliques de pared también pueden usarse como elemento decorativo por sí mismos, haciendo que la luz sea la protagonista, junto con el propio aplique o apliques, colocados estratégicamente, en función de lo que se quiera conseguir y de cómo sea el resto de la decoración. 

En estos apliques de decorativos también son importantes cuestiones como la intensidad de la luz o el tipo de luz de la bombilla. Incluso se puede jugar con un regulador de intensidad de la luz para crear un ambiente diferente en determinados momentos. 

Apliques de iluminación ascendente

La iluminación ascendente es una buena solución de iluminación indirecta que crea un brillo cálido y una atmósfera agradable. La iluminación ascendente se utiliza mejor con otros tipos de fuentes de luz como parte de un esquema de iluminación en capas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.