¿Qué es el diseño inclusivo?

¿Qué es el diseño inclusivo?

Qué es el diseño inclusivo

¿Qué es el diseño inclusivo?

Cada decisión de diseño tiene el potencial de incluir o excluir a diferentes usuarios. 

El diseño inclusivo analiza la diversidad de usabilidad que pueden excluir a un usuario del uso eficaz de un producto. 

El diseño inclusivo está estrechamente relacionado con la accesibilidad, pero más que un resultado, es una metodología sobre cómo abordar el diseño. 

Es un proceso para crear un diseño que pueda ser utilizado por un grupo diverso de personas. La diversidad de usuarios cubre la variación en capacidades, necesidades y aspiraciones.

El diseño inclusivo se centra en la diversidad de personas y el impacto de esto en las decisiones de diseño

Sin embargo, el conjunto completo de indicadores de rendimiento debe considerar un conjunto más amplio de aspectos relacionados con las personas, los beneficios y el planeta.

Indicadores de desempeño del producto

Los indicadores de desempeño deben examinar cómo los diferentes aspectos tienen un impacto a lo largo de todo el ciclo de vida del producto. 

Este ciclo de vida generalmente involucra las etapas:

  • Desarróllalo
  • Hazlo
  • Distribuir y vender
  • Usarlo
  • Pásalo
  • Reprocesarlo

Para la mayoría de los productos actuales, el usuario ‘lo transmite’ tirándolo a la papelera, y ‘Reprocesarlo’ implica el almacenamiento en un vertedero. 

Sin embargo, el reciclaje y la rehabilitación representan otras alternativas para estas etapas.

Comprender la diversidad de usuarios

No comprender correctamente a las personas puede generar productos que causen frustración y exclusión innecesarias, lo que reduce el éxito comercial debido al aumento de las devoluciones y la atención al cliente.

Para comprender mejor la diversidad de la población, es importante desafiar la separación polarizada de «personas sin discapacidad» y «discapacitados».

La diversidad dentro de la población se entiende mejor usando una pirámide para modelar el rango completo de variación de habilidades dentro de una población. 

Luego, esta pirámide se puede segmentar para identificar varias categorías de usuarios. 

Qué es el diseño inclusivo

El segmento inferior de la pirámide representa a los que no tienen dificultades, y la gravedad de las dificultades aumenta en la pirámide. 

En el lado opuesto se muestra una interpretación específica de este modelo piramidal.

La diversidad de la población se ha introducido primero desde la perspectiva de la variación de capacidades, pero puede ampliarse aún más para considerar la diversidad asociada con diferentes contextos del mundo real, estilo de vida, aspiraciones, género y experiencias pasadas. 

Definición de diseño inclusivo

El British Standards Institute (2005) define el diseño inclusivo como:

«El diseño de productos y / o servicios convencionales que son accesibles y utilizables por tantas personas como sea razonablemente posible …

sin la necesidad de una adaptación especial o un diseño especializado».

El diseño inclusivo no sugiere que siempre sea posible (o apropiado) diseñar un producto para satisfacer las necesidades de toda la población. 

Qué es el diseño inclusivo

En cambio, el diseño inclusivo guía una respuesta de diseño adecuada a la diversidad de la población a través de:

  • Desarrollar una familia de productos y derivados para brindar la mejor cobertura posible de la población.
  • Asegurarse de que cada producto individual tenga usuarios objetivo claros y distintos.
  • Reducir el nivel de habilidad requerido para usar cada producto, con el fin de mejorar la experiencia del usuario para una amplia gama de clientes, en una variedad de situaciones.

Diferencia del Diseño Inclusivo con el ‘Diseño Universal’

Las filosofías ‘Diseño para todos’ y ‘Diseño universal’ tienen el mismo significado literal. 

Estas filosofías se originaron en el diseño del entorno construido y los sitios web, y se aplicaron inicialmente en el contexto de la provisión gubernamental.

En el contexto del diseño de productos, los enfoques de ‘Diseño para todos’ y ‘Diseño universal’ aceptan pragmáticamente que no siempre es posible que un producto satisfaga las necesidades de toda la población. 

Sin embargo, estos enfoques sostienen que todos los productos convencionales deben ser accesibles para tantas personas como sea técnicamente posible.

En contraste, el diseño inclusivo se originó con el diseño del producto y se enfoca en elegir un mercado objetivo apropiado para un diseño particular; tomar decisiones informadas para maximizar los ‘indicadores de desempeño del producto’ para ese mercado objetivo. 

Si bien el diseño inclusivo pretende ampliar el alcance de los productos convencionales, reconoce las limitaciones comerciales asociadas con la satisfacción de las necesidades del mercado objetivo.

Para los sitios web y el entorno construido, la población objetivo es generalmente toda la población, en cuyo caso los tres enfoques tienen un significado equivalente.

¿Por hacer diseño inclusivo?

La mayoría de los proyectos de desarrollo de nuevos productos se centran en el tiempo y el presupuesto. Sin embargo, este enfoque puede entrar en conflicto con la entrega del producto de mayor éxito comercial.

A menudo existe la percepción de que el esfuerzo de diseño debe minimizarse para reducir los costos y acortar los plazos. 

En realidad, los verdaderos costos de un mal diseño (como las devoluciones de garantía de clientes insatisfechos) surgen más adelante en el ciclo de vida del producto y tienen el potencial de causar un daño irreparable a la imagen de la marca a través de la frustración del cliente.

Un enfoque de diseño inclusivo da como resultado mejores productos con una mayor satisfacción del usuario y un mayor éxito comercial al tiempo que reduce el riesgo de desarrollo de productos.

Comprensión de las poblaciones que envejecen

La demografía del mundo desarrollado está cambiando; una mayor esperanza de vida y una tasa de natalidad reducida están dando como resultado una mayor proporción de personas mayores dentro de la población adulta.

Los cambios de población previstos hasta 2018 indican que todos los grupos de edad mayores de 45 años representan segmentos de mercados emergentes, siendo los mayores de 75 años el grupo de edad de más rápido crecimiento (ONS, 2010b).

Por lo tanto, mantener una vida independiente durante más tiempo es esencial para mantener un sistema de bienestar sostenible. 

El envejecimiento de la población también presenta una oportunidad de mercado para el diseño inclusivo.

Diseñando para nuestro futuro

A medida que las personas envejecen, a menudo experimentan una disminución de las capacidades sensoriales, motoras o cognitivas. 

Sin embargo, el aumento de la edad también se asocia a menudo con una mayor satisfacción con la vida. 

Las generaciones anteriores aceptaron que la pérdida de capacidad y la incapacidad para usar productos y servicios venían de la mano.

La generación baby-boom que ahora se acerca a la jubilación tiene menos probabilidades de tolerar productos que no pueden usar.

Por lo general, se considera que las personas son sanas o discapacitadas, y los productos se diseñan para una categoría u otra. 

De hecho, la capacidad varía continuamente, y la reducción de las demandas de capacidad de un producto da como resultado que más personas puedan usar el producto y mejore la experiencia del usuario.

El riesgo de un mal diseño

Un buen diseño puede suceder por accidente, pero un proceso de diseño inclusivo riguroso mitiga el riesgo comercial y garantiza el éxito del diseño repetible. 

En particular, comprender la diversa gama de necesidades de los usuarios puede reducir el riesgo de problemas indeseables y costosos más adelante en el ciclo de vida del desarrollo del producto, tales como:

  • Costos excesivos de atención al cliente.
  • Una gran proporción de devoluciones de garantía sin fallos.
  • Demandas.
  • Costos trabajos de rectificación necesarios cerca o después del lanzamiento.
  • Insatisfacción del cliente y degradación de la marca.

La importancia de adoptar principios de diseño buenos e inclusivos al principio de la etapa de diseño conceptual se demuestra en un informe del Design Council (Mynott et al., 1994), que encontró que los cambios después del lanzamiento cuestan 10,000 veces más que los cambios realizados durante el diseño conceptual.

Un ejemplo costoso de acomodación insuficiente de la diversidad de usuarios se relaciona con el Tesoro de los Estados Unidos. 

Un tribunal dictaminó que el Tesoro discriminó a las personas ciegas y con discapacidad visual al diseñar todas las denominaciones de moneda del mismo tamaño y textura. 

Tras este fallo, en 2011 el Tesoro aprobó agregar características táctiles a los billetes estadounidenses (Bureau of Engraving and Printing, 2011) a un costo estimado de $ 6.6 mil millones (ARINC, 2009). 

Posteriormente, esta propuesta se cambió para distribuir dispositivos lectores de moneda gratuitos a personas ciegas y con discapacidad visual elegibles, aún a un costo significativo. 

El valor del buen diseño

Las tecnologías avanzadas y las interfaces digitales significan que los productos ahora pueden ofrecer más funciones a un costo incremental relativamente bajo.

De hecho, las empresas pueden caer fácilmente en la trampa de competir en la ‘carrera de funciones’, tratando de proporcionar cada vez más funciones para mantenerse un paso por delante de la competencia. 

Qué es el diseño inclusivo

Sin embargo, aumentar el número de funciones a menudo dificulta la usabilidad de un dispositivo, debido al consiguiente aumento de la complejidad de la interfaz y / o la reducción del tamaño de los controles, símbolos y texto.

Philips (2010) encontró que la mayoría de los estadounidenses (63%) cree que las empresas de tecnología no comprenden sus necesidades al presentar nuevos productos. 

De hecho, el 39% de los estadounidenses cree que estas empresas «se enamoran de sus propias tecnologías».

El impacto de una complejidad excesiva se puede ver en los resultados de una encuesta realizada por una investigación de Microsoft. 

Preguntaron a los usuarios qué les gustaría en la próxima versión de Office y descubrieron que 9 de cada 10 personas pidieron algo que ya estaba en el producto (extraído de Capossella, 2005). 

Otras empresas han logrado el éxito empresarial al centrarse en la simplicidad, como se describe a continuación.

En lugar de simplemente agregar características adicionales, es importante determinar qué funcionalidad y características debe incluir un producto. 

Esto puede proporcionar un impulso para una verdadera innovación de productos y una ventaja competitiva. El diseño inclusivo proporciona un marco apropiado para lograrlo. 

En particular, es útil establecer una población objetivo adecuada y evaluar los diseños frente al conjunto completo de criterios de éxito del diseño inclusivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.